Lobo De La Bolsa
                     Inversiones en la bolsa de EEUU. Consejos sobre acciones y opciones.

Los inversores tuvieron la culpa en el caso Madoff?

Bernard Madoff, el ex financista admirado y chairman del Nasdaq Stock Market llevó acabo un esquema de estafa ponzi que costó a los inversores más de 50 mil millones de dólares.

Ahora que la estafa salió a la luz, todos los advisors y opinólogos del mundo de las inversiones salen a dar su visión de los hechos. Uno de los artículos más graciosos que leí últimamente fue el de James K. Glassman. Glassman en una reconocida revista dedicada mayormente a fondos de inversión, dice que el caso Madoff sirve como “lección” a los inversores y que de haber respetado algunas reglas no hubieran sido estafados.

Sus curiosos argumentos:

1. “Si los inversores hubieran diversificado no hubieran perdido tanto”: los inversores de hecho no pusieron todos sus fondos en una acción de una empresa o en un área específica de la economía sino que entregaron su dinero a un respetado miembro de Wall Street para que diversifique sus fondos en supuestos complejos esquemas de inversión. La revista para la que trabaja Glassman aconseja diversificar por medio de fondos (quienes son los que diversifican) Si además hay que elegir varios fondos, eso sería como diversificar la diversificación

2. “Los inversores tenían que haberse dado cuenta de que era muy bueno”: esto entra en un terreno completamente subjetivo. Qué cosa es demasiado buena? Un 10% de retorno anual es “demasiado bueno” cuando el S&P retornaba incluso unos puntos más? 

3. “Los inversores debían conocer sus inversiones”: hay algo de verdad en esto pero no se puede dejar de lado que el punto de invertir en un fondo y pagar una comisión al manager del fondo es justamente desentenderse de las decisiones detalladas de la inversión. En caso contrario, no sería necesario el fondo. En una estafa, poco importa si el inversor conocía lo que Madoff decía que estaba haciendo.

4. “No confie en los reguladores” las inversiones tienen que estar basadas en la confianza y la confianza se basa en los reguladores. Si un inversor tiene que controlar la veracidad de todos los puntos de contacto al hacer una inversión, entonces no le va a quedar tiempo para hacer ninguna otra cosa en su vida, ni estar con su familia, ni trabajar y generar el dinero que va a invertir. Decirle a un inversor que “está por las suyas” es una visión descarada y absurda. Las empresas que cotizan en bolsa deben declarar su información en formatos estandarizados, los brokers deben mantener su dinero separado del dinero de los inversores y los fondos deben reportar lo que están haciendo y deben ser controlados.

A diferencia de Glassman, yo no creo que sea culpa del inversor el haber sido estafado. Las víctimas son víctimas y los victimarios son victimarios. Mientras Wall Street y sus advisors y periodistas defiendan lo indefendible, más va a tardar la recuperación económica global.

Leave a Reply